En un mundo distinto, todo sería diferente. —José Luis Coll

Piraña Social

Mireia Pérez dibuja en directo

Bienvenido al proceso de creación de Una zorra de siete tetas, la novela gráfica que Mireia Pérez está dibujando para ¡Caramba! Asiste a cómo va tomando forma uno de los libros que publicaremos en 2013.

24. Montañas sagradas y sintetizadores

· 6 comentarios

Todos los lugares sagrados que rodean el pueblo de mi abuela están en lo alto de una montaña. Al final de la calle del Calvario, saliendo del pueblo por su parte norte, empieza un camino que se bifurca. Si eliges el de la derecha llegarás a las Fontanicas, un merendero que parece abandonado en el tiempo, rodeado de montañas y olivos con una misteriosa fuente en el centro. Llegaba allí con mi bicicleta, me subía en la fuente a pelar almendras y así pasaba las tardes. Para mí era y sigue siendo un lugar sagrado.

Si por el contrario escoges el camino de la izquierda, empiezas a rodear una montaña boscosa y, siguiendo el vía crucis, llegarás hasta a la cima del todo, a la ermita de Santa Bárbara. Por allí están repartidas las cenizas de mi padre.

Hay más lugares sagrados alrededor del pueblo de mi abuela, cuevas que son santuarios, las ruinas de una cartuja enorme y cascadas con leyendas muy locas, pero los dos que me interesan y los que sirven de inspiración para Una zorra de siete tetas son los que os he dicho y la villa en sí, que se parece mucho al lugar donde transcurre la historia: un pueblo austero y misterioso con una mitología particular que dará mucho juego.

Iré dando más detalles de esta población más adelante. Cada una de las entradas de este blog estará numerada a modo de cuenta atrás. Es un reto total, una especie de calendario, una herramienta disciplinadora que me servirá para poner todos los conceptos en orden y trabajar con las ideas claras.

Otro concepto inspirador para construir este universo está siendo la música electrónica primitiva y su imaginería. Ayer descubrí esta fotografía de Wendy Carlos, pionera de la música hecha con sintetizadores, en su estudio. Precisamente en el libro aparecerá un loro como el de la imagen y un laboratorio lleno de aparatos extraños y sintetizadores. Hay otro detalle relacionado con Wendy Carlos que todavía no puedo desvelar pero que está relacionado y es de gran importancia para mi historia, así que este hallazgo ha sido casi místico.

Para cerrar la entrada de hoy os dejaré este texto y recomendación del maravilloso libro ilustrado de Einar Turkowski llamado La Montaña, cuyo hallazgo también es reciente y os dará pistas sobre el argumento de Una zorra de siete tetas con el que guarda cierto paralelismo:

“En un país, donde las velas ardían al revés de abajo hacia arriba y la lluvia caía desde el suelo, se alzaba una montaña de origen impreciso, cuyo nombre evocaba toda clase de desgracias. La gran mayoría creía que el nombre se había recostado por su propia voluntad sobre la sombría formación rocosa, en el mismo instante en el que esta emergió de la tierra”.

Escrito por Mireia Pérez

Comentarios

Alberto Secades

Wendy Carlos, ¿no fue antes Walter Carlos?

Mireia

Sí.

Germán Tortosa

¡Mola!
Muy interesante la idea de ir publicando como te vas inspirando para dibujar tu cómic.
Que sepas que ya tienes un fan bloguero y dibujero de cómics que te sigue con mucho interés (y un futuro comprador, claro ;P)

Un saludo y mucho ánimo

Germán

Max

Bravo, bravo, bravo, menudos ingredientes van apareciendo: un lugar especial, una música muy particular, un libro raro… Así nacen las buenas historias!

Max

¡Y, me olvidaba, un título sorprendente!

Mireia

Muchas gracias a todos. Antes del fin de semana habrá una nueva actualización con un par de viñetas.

Añadir comentario