Siempre que paso por delante de Corporación Dermoestética veo caras nuevas. —Joan Tharrats

Piraña Social

Los límites del humor

· 69 comentarios

Desde que pusimos en marcha nuestro proyecto editorial hay una pregunta que no ha dejado de llegarnos al correo y a través de nuestras redes sociales: cuándo pensamos reeditar el primer número de ¡Caramba! La respuesta es siempre la misma: nuestros recursos son limitados, con lo que preferimos centrarnos en sacar adelante nuevos títulos. En nuestra decisión pesa también el hecho de que, en cierto modo, parte de la gracia del primer número fue precisamente su condición de edición limitada.

A cambio hemos decidido que vamos a recuperar algunos de sus contenidos aquí mismo, en nuestro blog, empezando por el que os ofrecemos hoy: Los límites del humor, la historieta que John Tones y Guitián prepararon para ¡Caramba! #1. Una reflexión en viñetas acerca de coartadas morales, de por qué unos chistes son tolerables y otros no, y qué puede llegar a suceder cuando un chiste no se entiende. ¡Pasen y lean!

Tags:

Los límites del humor

· 2 comentarios

Una de las consecuencias más evidentes de la presencia de Internet en nuestras vidas es la velocidad a la que caducan las noticias. Lo que hace diez o quince años podía tardar varias semanas (o algún que otro mes) en parecernos viejo, ahora tan sólo necesita tres o cuatro días o un par de nuevos trending topics para que lo sintamos muy lejano en el tiempo. En el momento en el que escribo estas líneas, hacer chistes a costa de lo que se puede decir o no en 140 caracteres al superar los 50.000 followers y llevar cuatro vinos en el cuerpo parece algo propio del año pasado. O del anterior. Pero no: aquel momento absurdo que Nacho Vigalondo vivió a costa de un chiste en su cuenta de Twitter, aquellos días que muchos vivimos con enorme perplejidad, tuvieron lugar a comienzos de febrero. Justo mientras comenzábamos a poner en marcha ¡Caramba!

La historieta que John Tones y Guitián han preparado para el fanzine tiene su origen en todo aquello. Resulta difícil hacer humor sin estar haciendo al mismo tiempo teoría del humor, pero quería que en ¡Caramba! hubiera historietas en las que la parte teórica tuviera un peso evidente. Una es la que dibujaron Raúl Minchinela y Puño, y la otra la que han preparado Tones y Guitián. Mi propuesta, con el Holocausto Vigalondo muy presente, fue que hablaran de las consecuencias que puede tener un chiste que no se entiende. Tones decidió llevarlo un poco más allá y desarrollar con ayuda de Guitián una historieta que hablase de los límites del humor: por qué un chiste sobre un tartazo es tolerable pero uno a costa de un pene y un bebé no, qué es lo que lleva a tolerar uno y rechazar otro y, ya de paso, quién es el que tiene la suficiente coartada moral como para delimitar lo que es tolerable y lo que no. Todo ello contando con la ayuda de un narrador de excepción (un Jerry Lewis que también vivió su propio holocausto) y apoyándose en casos como el de Dwaine B. Tinsley y Chester the Molester. Estoy francamente contento con cómo quedó esta historieta, de la que Tones y Guitián han hablado en sus respectivos blogs (aquí y aquí) y que puedes leer en ¡Caramba!

Tags: