El asesinato es un suicidio extrovertido. —Monty Python

Piraña Social

El Hematocrítico


El cuadro favorito del bloguero más tróspido, incluido en su recopilación El Hematocrítico de Arte, es el titulado La gallina psicóloga. Si lo recordáis, en el lienzo del ilustre Fray Juan Bautista Mayno aparece, efectivamente, una gallina junto a un barbudo anciano venerable, de aspecto melancólico, que parece escuchar los susurros que el ave le transmite al oído. “¿Qué le pasa a ese hombre? ¿Qué le aconseja la gallina? Quiero saber eso”, se interroga nuestro sagaz erudito.

No puede vivir sin su iPhone, tuitea como respira y se cuenta, esto ya en serio, que detrás de su máscara internetera, se esconde un señor profesor coruñés. Admite que le consideremos “una especie de humorista”, pero no le ha sido suficiente con enseñarnos para qué sirve Internet en su blog original, ni con meterle el dedo en el ojo al mundo del cine desde la web de Cinemanía. Entre otras cosas importantes, nos ha descubierto la verdad detrás de los pósters de Matthew McConaughey o terroríficos fenómenos paranormales como la mano levitadora (busca, busca en Google). Y un día, por supuesto en la Red, percibió el potencial humorístico del Arte clásico, que se materializó en forma de blog, y luego ya como libro, en El Hematocrítico de Arte. “Mi relación con el Arte es a nivel de usuario”, nos confiesa.“Voy de visita a museos de vez en cuando como cualquier turista pocho y tengo algún libro de Taschen que me han regalado. Ese nivelón”. Su método para retitular obras clásicas es así de científico: “Pensar en chorradas”.

En Drama en el portal, su segundo tumblr y segundo libro publicado por ¡Caramba!, el Hematocrítico se ha superado como científico social experto en situaciones tensas de la convivencia contemporánea. Bajo el eslógan “Galería de notas dejadas en portales y garajes por vecinos pasivoagresivos”, ha reunido –y sigue en ello– cientos de fotos que le envían los internautas de notas vecinales tomadas en ascensores, escaleras y portales. Como principal conclusión del experimento admite que “la gente es muy guarra”, ya que los motivos de protesta y/o amenaza más habituales suelen ser los “fluidos corporales” (ejem). Tras publicar Drama en el portal, nuestro hombre se permite reflexionar sobre la curiosa capacidad mediadora de esos mensajes ciudadanos: “Es más fácil escribir una burrada en un cartel que timbrar y dar la cara para decirle a un vecino que sabes que está haciendo pis en el felpudo. Es, irónicamente, menos violento”.

En ¡Caramba! le encontrarás en...