En un mundo distinto, todo sería diferente. —José Luis Coll

Piraña Social

Carmen Pacheco

En el viejo ciberespacio de 2001, Aracne era una bloguera que vestía con prendas de rayas horizontales, estudiaba Publicidad y leía tebeos de Sandman. Después, Carmen Pacheco se profesionalizó como redactora publicitaria, publicó tres novelas juveniles y se estrenó como guionista de cómics de una forma “muy carambolesca”, inmejorable, “subida al tren del talento” de su hermana Laura.

Ya ni siquiera tengo el Photoshop instalado en el ordenador”. Con Egoismo.com, Carmen fue la primera chica blogger española, aunque por supuesto la historia se ha tragado su hazaña, y la referencia al Photoshop no es casual: por entonces era indispensable contar con nociones de diseño y programación para implementar un diario personal en la Red. Con los años, parece que la joven publicista ha atenuado su vena tecnófila en detrimento de la bibliófila, y ha preferido dejar atrás las escalas de grises y los códigos HTML para centrarse en leer y en concebirse a ella misma como narradora de historias. Misterioso asesinato en Oz (Everest, 2008), Tres veces la mujer de gris (Ediciones SM, 2009) y la onírica En el corazón del sueño (Ediciones SM, 2011) son los primeros libros de una autora que parece albergar muchos relatos dentro. Su labor como co-guionista de Let’s Pacheco! Una semana en familia (¡Caramba!, 2011) puede considerarse una continuación a todos estos años de creatividad aplicada y fabulación íntima, de redacción publicitaria y escritura literaria: “En ambos mundos hay muchos elementos comunes a los tebeos y a las historietas: el formato corto de los anuncios o la caracterización de personajes en la escritura, por poner dos ejemplos”.

Para Let’s Pacheco!, Carmen escribe dos series, Divas de diván y Carmen y las cosas. Nuestra escritora considera “un regalo” verse retratada por la mirada afectuosa de su hermana, aunque reconoce que le intimida el ambiente de metaficción que se respira en su divertido hogar familiar: “A veces se produce una escena que es prácticamente calcada a la que Laura tiene que dibujar a continuación. Temo un poco por su salud mental”.

En ¡Caramba! le encontrarás en...